Pediatría

Cuidado de sus riñones

Los primeros 2 años de vida son esenciales para prevenir y detectar a tiempo cualquier alteración en el crecimiento de los niños.

No esperemos a que estén enfermos, aprovechemos estas visitas para resolver cualquier duda y vigilar su desarrollo. No se trata únicamente de pesar y medir a los peques y compararlos con otros niños de su edad. Estas consultas deberían ser como mínimo una vez al mes el primer año y continuar la vigilancia hasta los 5 años. Hablamos en estas visitas de lo que come, sus vacunas, ¿ya camina, ya habla? ¿Cuándo debería hacerlo? etcétera.

Sin embargo, es imposible evitar que nuestros hijos se enfermen y ya que no son adultos pequeños siempre deben ser revisados por el Pediatra, la consulta no debe ser un motivo de estrés para los pequeños ni para sus papás.

Es muy común que al salir de la consulta o al llegar a casa surjan nuevas dudas respecto al tratamiento, la evolución y los cuidados en casa, por lo que para mí es importante mantener comunicación todo el tiempo.