Nefrología Pediátrica

Cuidado de sus riñones

Si llegaste aquí, seguramente te preguntarás que es lo que hace un nefrólogo pediatra.

Para empezar, nos llamamos nefrólogos ya que estudiamos los riñones, y estos a su vez funcionan por unas células que se llaman Nefronas, de ahí nuestro nombre.

A diferencia de los adultos, en donde la mayoría acude al nefrólogo cuando ya los riñones están enfermos, en Pediatría el 80% es prevención. Los riñones se encargan de muchísimas funciones: regulan nuestra presión, limpian la sangre, equilibran la cantidad de agua en nuestro cuerpo y también… forman orina (pero esa no es su misión principal) por lo que acudir con el nefrólogo no debe realizarse solo si orinamos con dolor. De hecho, las enfermedades de los riñones pasan muchas veces desapercibidas, pero sus primeras manifestaciones las podemos encontrar en una simple muestra de orina.

¿Quiénes deberían acudir al nefrólogo?

 

Si durante el embarazo se detectó alguna anormalidad en los ultrasonidos es importante acudir una vez que el bebé ha nacido, también aquellos pequeños que nacieron prematuros, tienen mayor riesgo de presentar alguna alteración en los riñoncitos, si tu hijo presenta problemas de sobrepeso o si por el contrario no gana peso ni talla adecuadamente. Si ha presentado varias infecciones de vías urinarias también es muy importante acudir.

Si en la familia hay antecedentes de piedras en los riñones, es muy importante acudir a valoración, ya que el 80% de las veces es hereditario y se puede detectar desde pequeños.

En los peques que se orinan en la cama, uno de los pasos más importantes es descartar cualquier anormalidad en sus riñones!!! Muchas veces, los niños son regañados pero el problema va mucho más allá y debe atenderse seriamente.

Y, por supuesto que si en algún examen de orina o ultrasonido hay alguna alteración, el especialista encargado de estudiar a fondo es el Nefrólogo Pediatra.